domingo, 11 de junio de 2017

NIÑOFOBIA




Este es el último hashtag en Twitter que está armando revuelo. Todo empezó cuando el humorista catalán al que admiro mucho, Andrés Palomino, fue al restaurante Aita Mari de Donosti e intuyó que sus hijos mellizos de 4 años no eran bien recibidos. Como él es un buen 'influencer', hizo un tuit denunciando el tema y se armó el follón. Luego lo entrevistaron en la televisión vasca, hizo las paces con el dueño del restaurante y dijo entre otras cosas: "Estamos en una sociedad tan preocupada por el bienestar personal que muchas veces priorizamos nuestro bienestar a la sociedad como conjunto. Un viaje en avión o un hotel, no debería resultarnos una cosa molesta al compartirla con niños" .
Esa es tu opinión, querido Andrés. Deja que yo decida lo que es o no es molesto para mi, ¿Te parece? Yo, a veces, no quiero comer con niños, no quiero compartir un hotel con niños, no quiero sentarme al lado de un niño en el cine, ni quiero ir a playas familiares con niños. Por lo visto, soy un monstruo.  El debate no está en si nos gustan o no los niños. A mí me encantan y tengo un sobrino al que adoro. Pero, como no tengo hijos pues me junto con gente que no tiene y vamos a sitios donde no hay. Es así de simple.
Si entras en la aplicación de Tinder para conocer gente, lo primero que te dicen las personas con hijos es eso, que tienen hijos. Porque saben que tendremos que compartir espacios a los que no estamos acostumbrados. Lugares que yo desconocía hasta que mi hermana me regaló un sobrino. Hay restaurantes y bares ideales para 'peques', donde tienen cuentos, juegos, sillas altas y menús infantiles. Luego hay lugares donde sabes que las familias con críos no van. ¿Tan malo es buscar esos lugares?¿Es un delito buscar playas alejadas llenas de rocas sabiendo que allí las familias ni se acercan?

DERECHO A GRITAR

No estoy de acuerdo en eso de que los padres son los culpables y que los niños educados no molestan. Molestan igual. Los niños son niños y tienen todo el derecho a gritar, correr, saltar y ser felices. Los niños molones son los traviesos, los que molestan. Así debe ser.  No hace falta poner un cartel donde diga "Niños no". Son evidentes los lugares donde no hace falta ir con niños. A un parador de lujo que te cuesta 200 euros la noche no es necesario llevarse a los críos. Y si lo haces, todos te miraran mal. Es de desubicado hacer eso. La #niñofobia no existe. Lo que existe es la gente pesada que no sabe estar en su sitio.
No hace falta poner carteles. En los parques infantiles no hay un cartel que diga: "Prohibido adulto solo que quiera leer el periódico tranquilo". Y es evidente que si queremos tranquilidad no iremos a pasar la tarde a la Isla Fantasía. Por favor, un poco de sentido común. Dicen que discriminamos a los niños. Para nada. Yo solo busco mi tranquilidad y felicidad personal sin hacer daño a nadie. No me gusta el humo del tabaco, las calles con muchos coches, ni el barullo de los niños. Me gusta ir a sitios tranquilos donde sé que no encontraré nada de eso. ¡Soy humana!  No hay #niñofobia. Lo que hay es #humanofobia.

2 comentarios:

  1. Por qué redactas en castellano y te expresas (oralmente y en redes sociales) en castellano?
    Hazle un favor a tus N0 hijos: no los tengas nunca.

    ResponderEliminar
  2. Soy bilingüe. Me expreso en las 2 lenguas. ¿Algún problema con el castellano? ¿Te cuesta entenderlo? ¿No tienes nada mejor que hacer que desde el anonimato que entrar en mi blog personal para atacarme? Hazte un favor a ti mismo o misma y piensa en tu vida, en tus hijos si los tienes .... no es sano gastar tus energías en gente desconocida. Yo te contesto xq soy educada, pero a la próxima borro el mensaje y te bloqueo.

    ResponderEliminar